De verdad

De verdad…

Podría haber elegido para despedirme de vosotros una manera formal, así como lo hacen los presidentes de los clubes super-importantes, pero no me lo pide el cuerpo, y no porque esta casa no sea importante, que lo es, ahora me acuerdo que alguien dijo alguna vez que las entidades son tan importantes como las personas que lo forman y hemos tenido la fortuna de contar en estos 20 años con personas tan y tan importantes como vosotros.

Para llegar hasta aquí hemos sumado esfuerzos de cientos de personas, de amigos que nos quieren a rabiar aunque estén lejos, que recorren miles de kilómetros por estar cerca cuando los necesitamos, me pueden esos gestos como no pueden imaginar.

Y a vosotros a los que estáis cerquita, día a día al pie del cañón, transmitiendo esas buenas sensaciones de animo, apoyo, empuje e ilusión deciros que no tengo palabras, que a pesar de vuestros problemas, que los tenéis lo sé, no falláis nunca.

A mi familia, perdón por haberos robado tantos ratitos, también sé que este lio nos ha servido para estar cerquita los cuatro, hemos tenido la fortuna de compartir mil cosas y verlos a ellos, crecer poco a poco.

A todos, gracias por habernos ayudado a dar forma y sentido a esta casa. Yo me siento afortunado por haberme permitido estar aquí con vosotros, liado a veces, otras alegre, me quedo con esto último.

De verdad.

Hasta siempre

Mamel

 

Comments are closed.